Frase Celebre

"No creas sólo lo que dicen tus ojos.
Sólo muestran limitaciones.
Mira con tu inteligencia, descubre lo que ya sabes
y hallarás la manera de volar". Richard Bach

jueves, 21 de abril de 2016

miércoles, 13 de enero de 2016

El increible Falcon 5X

Han pasado más de diez años desde la presentación en el Paris Air Show del último modelo de Dassault. La joya de la corona se llamaba Falcon 7X. Pues bien, ya está aquí el sucesor en el mando. Se llama Falcon 5X y trae avances tecnológicos en muchos sistemas, mejoras en el rendimiento y consumo de los motores e innovaciones en la cabina de pasaje como, por ejemplo, un tragaluz en el techo.

Y, como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo con la nueva estrella de Dassault...

Cámara de infrarrojos incorporada en el morro

Con un alcance de 5.200 NM (9.600 KM)

Amplia cabina de pasaje con hasta 14 plazas

Luz natural en la zona más oscura de la cabina gracias al innovador "Skylight"

Zona de descanso independiente

Máximo confort y entretenimiento en cada asiento

Cockpit con la última tecnología, incorporando mandos Sidestick

Precio a partir de 45 millones de dólares
 Si desea más información, 
contactenos en info@aviacionynegocio.com



lunes, 2 de noviembre de 2015

Otra vez el avión




Pues sí, todo parece indicar que el accidente del Airbus A321 de Metrojet ha sido provocado por un artefacto a bordo. Otra vez vuelven a elegir el avión como arma de destrucción masiva.
Y ahora empiezan las conjeturas. Primero, los rusos no quieren reconocer que les han colado una bomba en el avión para evitar que la opinión pública se les eche encima por meter a Rusia en este jaleo. Supongo que tampoco querrán mostrar su vulnerabilidad ante el enemigo al que llevan semanas bombardeando.
Por otro lado, está el fabricante del avión que lleva una malísima racha de accidentes con sus aeronaves, afectando seriamente las ventas. Éste quiere, por todos los medios, que el culpable de esta catástrofe sea cualquiera menos sus máquinas, su ingeniería o su tecnología.
Después está el eterno enemigo de los rusos: Obama, que señala con el dedo a Putín diciéndole: -¿Ves lo que has conseguido por actuar por tu cuenta?
La prensa, por otro lado, que necesitan vender su producto empiezan a rascar en asuntos de seguridad en los aeropuertos: falta de control, vulnerabilidad, "no estamos seguros", "qué está fallando", etc.
Y por último, los terroristas, que se apuntan el tanto, de momento, aunque ni siquiera puedan demostrar la autoría.
Y de las víctimas, de las 224 personas que han perdido la vida en este avión, nadie dice nada. No importan ni mediática, ni política, ni comercialmente.
 

Posiblemente haya sido un artefacto introducido en el avión por un terrorista, pero no tiene por qué ser una maleta con una bomba dentro. Es decir, no fallan los escáneres que rastrean todo el equipaje que embarcan en el avión. Ni los funcionarios que las chequean. Ni siquiera el protocolo de seguridad establecido por la OACI o por el organismo estatal correspondiente.
Se puede introducir un paquete en un avión de muchas maneras, y la persona que está dispuesta a hacer daño tiene mucha más imaginación de la que podamos tener nosostros. Posiblemente, esa bomba no haya sido detectada por los controles de equipaje simple y llanamente porque no ha pasado por ahí. Ha sido colocada en la aeronave directamente por alguien que ha podido tener acceso al aparato en algún momento. En seguridad, el 100% es una utopía, no existe.
A raiz del los atentados del 11S, se reforzaron las puertas de las cabinas de los aviones para que no pudieran abrirse fácilmente y se cambiaron los protocolos de seguridad de las compañías para el acceso de los auxiliares de vuelo o de los pasajeros a las mismas. Pero eso ellos lo saben. Por lo tanto, hay muy poca probabilidad de que el próximo atentado sea con este mismo procedimiento. Ya empiezan a maquinar otras fórmulas.


Ahora, tras este atentado, posiblemente se reforzarán los controles de seguridad en todos los aeropuertos y se revisaran las maletas con métodos más precisos para no dejar pasar ningún paquete sospechoso. Se instalarán máquinas más sofisticadas donde alguna empresa de fabricación de estos productos se pondrá las botas y se cambiarán los protocolos de actuación. Por lo tanto, en lugar de tener que estar dos horas antes del embarque, habrá que estar tres o cuatro. La mitad de los artículos que hasta el momento se permiten a bordo pasarán a estar prohibidos y los arcos de seguridad de los aeropuertos parecerá la pasarela de un desfile de ropa interior. Aquí será Victoria´s Secret la que triunfe.
¿Y qué conseguirán con eso? Dar más por culo si cabe al usuario, al pasajero. 
Porque el terrorista ve las noticias igual que nosotros, y sabe que por esa vía ya no va a pasar más. Así que empezará a desarrollar un sistema para manejar el avión por control remoto y conseguir estrellarlo, por ejemplo.
Va a ser muy difícil acabar con ellos, y más cuando algunos países no solo lo han permitido, si no incluso financiado. Ahora, cada vez que un integrista radical se mea fuera del tiesto y atenta donde no es, ponen el grito en el cielo y se apresuran a destruir su propio invento. Es como domesticar a un león. Te obedecerá, pero nunca estarás seguro de que un día no se vuelva contra ti y te devore.

martes, 15 de septiembre de 2015

Latinoamérica, la "Gozadera" de la aviación privada

Como era de esperar, la crisis ha dejado serios destrozos en la aviación ejecutiva. Los jets privados no son baratos de mantener precisamente y, cuando un empresario ve cómo los números de sus empresas empiezan a complicarse, lo primero que sacrifica es su avión.

Aviones y Helicópteros en Venta
Blog de Compra y Venta de Aeronaves

Eso es, básicamente, lo que ha estado pasando en España desde 2008. La mayoría de las empresas que contaban con una aeronave ya no la tienen. O la "malvendieron" en un mercado a la baja, o la propia entidad financiera que aguantaba la operación se la terminó por comer con patatas.
Lo extraño de todo esto es que estamos a finales de 2015 y este mercado todavía no ha levantado la cabeza. No se están comprando aviones privados en España, y si me aprietas, diría que aún se sigue perdiendo flota.
El resto de Europa también ha sentido el temblor, pero debía ser que estaban lejos del epicentro de la crisis y los destrozos no fueron tan dramáticos. El mercado de adquisiciones dejó de crecer durante unos años pero en seguida se recuperó (no a los niveles de antes de la crisis, claro está).

Parte de la Flota de Vistajet

En Asia el mercado sigue creciendo, y aunque sabemos que más tarde o más temprano los jets privados se terminarán vendiendo como rosquillas en el país del sol naciente, de momento este mercado sigue ligeramente aletargado. Demasiada normativa y burocracia hacen que las operaciones de aviones privados por allí sean todavía complejas, aunque, como digo, están mejorando mucho las cosas.

Empresa de Jet Privados en China

Oriente Medio es más de lo mismo. Sabemos que el oro negro puede comprarlo casi todo, y los empresarios y jefes de estado árabes disfrutan del placer de volar en privado desde hace décadas. Por este motivo, no han subido mucho las ventas, ¡ellos ya tienen de todo!.

Interior del avión privado de un empresario de Arabia Saudí

Cruzamos el charco y nos vamos a América, tierra de oportunidades. Aunque los Estados Unidos se lo atribuyen como marca personal, tenemos que extenderlo a todo el continente. No vamos a destronarles como el "number one" de la aviación, eso nadie lo discute. Pero el verdadero crecimiento, el "boom" se está produciendo ahora en el Sur.


Jets que acuden a un evento deportivo en una ciudad de EE.UU.
A pesar de que algunos mandatarios políticos se empeñen en mantener a sus países hundidos en la miseria para que la gente no progrese y los pocos ingresos que se generen vayan a parar a sus propios bolsillos, Latinoamérica está siendo, sin duda, el pulmón de la aviación privada.
La compra de jets y helicópteros está experimentando un crecimiento brutal desde hace casi una década, y países como México están a la cabeza del mercado mundial.

Interior de un Hangar en Toluca (México)

Sao Paulo es la tercera ciudad del mundo con más helicópteros, después de Nueva York y Tokio. Y la cuarta, como no, México D.F.
Como dicen Mark Anthony y Gente de Zona en su Gozadera: "lo latino está de moda" y es allí donde se están generando los grandes cambios.

Heliplataforma sobre un edificio para uso H24

Se ha subestimado durante décadas este mercado, pero los grandes empresarios latinoamericanos están demostrando que, con su perseverancia y el trabajo de su cualificado personal, pueden tirar del carro de la económia de un continente que tantos palos en las ruedas recibe de sus propios gobernantes.
"Y se formó la Gozadera..."
 

viernes, 22 de mayo de 2015

Yo tengo un avión privado

Cuando en una reunión de amigos o en cualquier acto social, alguno confiesa tener un avión privado, es muy probable, si no se trata del presidente de una multinacional, que el resto de contertulios aguante la risa y mire de reojo mientras comenta en voz baja con su colega:
 -Será mentiroso, con lo que cuesta un jet privado va a tener este muerto de hambre uno.

Cabina del Falcon 7X diseñada por BMW Group Designworks USA

Ese tipo de comentarios, que se pueden adivinar en la mente de algunos, no son sino, fruto de la ignorancia y el desconocimiento. Lo primero que habría que aclarar es qué es un avión privado.
Entendemos por avión un vehículo volador, de ala fija, más pesado que el aire y que está propulsado por uno o varios motores. Una Cessna 172, lo que suelen llamar avioneta (lo digo en tercera persona porque los pilotos no menospreciamos ninguna máquina voladora de alta tecnología), es un avión. Y si lo compras para tu uso personal, es decir, si no es de escuela, de trabajos aéreos o de transporte público, o sea, no comercializas con él, es un avión privado.

Cessna 172

El precio de una Piper Archer de fábrica puede rondar los 200.000 dólares. De segunda mano baja, dependiendo los años de antigüedad y las horas de vuelo, hasta los 30.000 dólares.
Ya ves, por poco más de eso, tú también puedes tener un avión privado y no deberían mirarte mal. No estás engañando a nadie.

Piper Archer II

-Ah, pero eso no es un avión privado. Es que yo entendí que tenía un jet privado como el de Julio Iglesias.

Gulfstream G550 de Julio Iglesias

Amigo, es que tú estás entendiendo poco y mal. Antes de prejuzgar, lo que tendrías que hacerle es una sencilla pregunta: ¿Qué tipo de avión privado tienes?
Empecemos a clasificar. Por ejemplo, por número de motores: Monomotores, bimotores o polimotores, si son de uno, dos o más.
También por el tipo de motor: De pistón, turbohélices o reactores, si son de explosión, reacción asociados a una hélice o reactores "puros".
Pero esto, tampoco nos dan una idea exacta de lo que tienes. Puede ser un monomotor y tú pensar en una Cessna 172, y resulta que se trata de un reactor tipo Cirrus Vision SF50 de un millón de dólares, que también es un monomotor.

Cirrus Vision SF50

O hablarte de un bimotor de hélice que, si es un turbohélice, puede ser perfectamente una Beechcraft B350 de casi 7 millones de dólares.

Beechcraft B350

Otra de las contrariedades que se escuchan en los mentideros sociales es el tema de las hélices. 
-¿Qué tienes, un avión de hélice? Yo ahí no me monto. Son muy peligrosos. Eso se mueve mucho.
Anda, mejor cállate y hablamos de otra cosa, que de esto estás "pez".

MX2, Avión de pistón acrobático fotografiado por Dean Wingard

Aun así, si nos referimos a la gama de reactores, Cessna también los fabrica. Tu amigo puede decirte que tiene un bimotor Cessna y tú piensas en una 310 de motor de pistón de cuatro plazas que cuesta 60.000 dólares y resulta, que lo que tiene es un Citation Sovereign, un reactor de 9 plazas que cuesta más de 17 millones de dólares.

Cessna 310

Como puedes ver, hay mucho juego en esto de los aviones privados.
Si hablamos de jets (entendemos por esto reactores), podemos encontrarlos en el mercado desde 300.000 dólares, hasta los últimos modelos de Gulfstream, que cuestan por encima de 70 millones.

Bombardier Global Express XRS de Bill Gate

Por eso, cuando alguien te diga que tiene un avión privado, no necesariamente tiene que ser el mismo modelo que Bill Gate. Puede ser un preciosos Cirrus de 180.000 dólares. 

Cessna Citation Sovereign de Harrison Ford

El propio Harrison Ford, piloto y amante de la aviación, tiene dos aviones privados: un jet marca Cessna, modelo Citation Sovereign; y un avión histórico de la II Guerra Mundial, monomotor de pistón modelo PT-22 con el que hace muy poco se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en un campo de golf a las afueras de Santa Mónica. Gajes del oficio.

PT-22 de Harrison Ford accidentado

Y si entramos ya en excentricidades, muy dadas entre los usuarios de jets privados, podemos hablar de un Airbus A380 de 500 millones de dólares encargado por un conocido príncipe árabe. Solo en extras se ha dejado 150 millones. Caprichitos como un establo para sus caballos, sala de conciertos, spa, baño turco y hasta una sala de oración tecnológicamente preparada para que mantenga siempre la orientación a la Meca.
Una sala de oración tecnológicamente preparada para que las alfombras cambien su posición automáticamente para conservar su orientación hacia la Meca - See more at: http://azureazure.com/antojos/asi-podria-ser-el-Airbus-A380-palacio-volador-principe-arabe#sthash.Pj63hYfJ.dpuf
Una sala de oración tecnológicamente preparada para que las alfombras cambien su posición automáticamente para conservar su orientación hacia la Meca - See more at: http://azureazure.com/antojos/asi-podria-ser-el-Airbus-A380-palacio-volador-principe-arabe#sthash.Pj63hYfJ.dpuf

Airbus A380

Así que no deberíamos desprestigiar ningún aparato volador. Todos son excelentes aeronaves de avanzada tecnología, que nos permiten ver el mundo desde otra perspectiva. Además de servirnos como herramienta de trabajo y de ocio.

Angelina Jolie a los mandos de su Cirrus SR22

En definitiva, en este apasionante mundo de la aviación privada cabe todo. Lo mismo ves a un empresario del ladrillo asfixiado por las deudas subirse a su jet privado de varios millones de dólares (posiblemente mal recomendado), que a una multimillonaria pilotar, ella misma, su propio monomotor de pistón (y de hélice) Cirrus SR22 como es el caso de Angelina Jolie.
Para gustos, aviones.