Frase Celebre

"No creas sólo lo que dicen tus ojos.
Sólo muestran limitaciones.
Mira con tu inteligencia, descubre lo que ya sabes
y hallarás la manera de volar". Richard Bach

martes, 3 de marzo de 2009

El más grande que "haiga".

No es fácil elegir un avión privado para un propietario. Entre otras cosas porque muchas veces ni ellos mismos saben lo que quieren. Te dicen -"quiero un avión que cruce el charco del tirón, que sea baratito y que sea muy aparente... como el de "Bill Gates"-. ¿Por qué pondrán siempre de ejemplo a este?, ¿Por qué no dirán Julio Iglesias?. Un español, ¿no?, ¿qué pasa que el avión de Julio no es bueno?. Pues para el que no lo sepa, cuando Bill Gates todavía iba en pañales, Julio ya tenia avión privado. Ha sido el español que mejor ha sabido elegir su avión y el que mayor provecho y rendimiento le ha sacado. Estoy seguro que de entre todas sus propiedades, su avión ha sido una de sus mejores adquisiciones. Con "el Pájaro Loco", como él llamaba a su Gulfstream IV que tuvo durante mucho tiempo, dió varias decenas de veces la vuelta al mundo, y creo que me he quedado corto con lo de "decenas". Después ha tenido un GV nuevo, y según tengo entendido (porque si pongo aquí -según me ha dicho-, va a quedar muy pedante), ahora está esperando su definivo Gulfstream G650. Pues bien, aunque lo dice todo el mundo, este no es el mismo avión que el de Bill Gate o el de Steven Spielberg. Pero vamos, en España hay aviones como el de Gate, el de Amancio Ortega, Francisco Hernando, Emilio Botín, Isak Andic, Miguel Fluxa y algunos otros que me he olvidado.

El problema no está en que avión comprar sino en el uso que le van a dar. El Global Express puede rondar los 52 millones de dólares pero el valor de adquisición no tiene importancia comparado con lo que te puede costar operar el avión equivocado.

Por poner un ejemplo, en España hay una compañía que tiene un avión que le costó 4,5 millones de dólares, se vende en el mercado a 3.600 € la hora de vuelo, según su segmento, y tienen un coste operativo de 4.200 €/hora. O sea, que cada hora que vuela, el propietario pierde 600 €. Para eso mejor que no vuele, ¿no?. Pues hay quien sigue sin quererlo ver porque, esto que os cuento, como decia el gran Paco Gandía, "es un caso verídico".

¿De que va a depender el coste operativo de un avión? Pues del fabricante que elijas, del modelo y sobre todo, de los años que tenga. En aviones con más de 15 años los costes operativos se disparan porque exige mucho más mantenimiento, lo que repercute en la cuenta de resultados de manera muy negativa. Por dos motivos principalmente, el propio coste de las revisiones y el tiempo que el avión está inoperativo por mantenimiento.

Por tanto, comprar el avión equivocado te puede salir muy caro, por lo que, si un propietario te pide que le aconsejes un avión para ir desde Madrid a París de vez en cuando y le dices que se compre un Global Express porque es el mismo avión que tiene Bill Gates le estás haciendo un flaco favor. Me explico: ¿cuantas veces vas a ir a París al mes? ¿cuatro veces? y ¿cuantas veces va Julio a Punta Cana desde Málaga? Supongamos que también las mismas. Bueno pues al propietario que vuela a París el avión le saldrá carisimo y en cambio a Julio posiblemente le salga rentable. ¿Cómo se come esto si el primero hace vuelos de apenas 2 horas y el otro de 8 o 9 horas? Pués porque lo costoso de un avión son los costes operativos fijos, la tripulación cobra lo mismo por ir a París que por ir a Punta Cana, el seguro del avión cuesta lo mismo también y lo peor de todo, se venderá peor un avión que hace un aterrizaje cada 2 horas que uno que lo hace cada 8.

Por eso, lo más importante a la hora de comprar un avión es rodearse de buenos asesores y de expertos en la materia que le puedan decir al propietario que es lo que más le conviene y sobre todo, cuanto le va a costar. La mayoría de los propietarios venden su avión privado un año después de haberlo adquirido, y lo hacen asustados por los gastos que han tenido que sufragar, y cuando se sientan a cenar con sus amigos les recomiendan no entrar en el negocio aeronáutico porque piensan que es una verdadera ruina. Es una visión distorsionada de la realidad provocada por una mala gestión.

No tiene nada que ver un avión de Línea Aérea con un avión ejecutivo, así que no pregunten tampoco a un piloto de línea aérea que no haya estado en aviación ejecutiva anteriormente porque posiblemente te aconsejará mal. Es un mercado, una operación y un negocio totalmente diferente.

Tampoco preguntes a un antiguo propietario que tal le ha ido con su avión, porque si es "antiguo propietario" significa que le fué mal y te dirá que es una locura comprar un avión privado.

Cada situación es distinta, hay propietarios que quieren el avión para su empresa y le sacan la mayor rentabilidad posible utilizandolo para los desplazamientos de sus ejecutivos como un activo más de la empresa. Hay otros que solo lo usan ellos y no permite que nadie suba en él. Otros lo tienen como emblema de la compañía y no lo usan para que no gaste. Tambien hay quien prefiere alquilarlo a pesar de usar asiduamente los vuelos privados. En fin, que cada uno es un mundo y que las comparaciones son odiosas.

¿Se puede rentabilizar un avión ejecutivo? si, ¿Se puede ganar dinero con él? dificilmente. ¿Se puede perder dinero con él? si, muy facilmente. Por ejemplo comprando el avión con los consejos del amigo, o del pilotillo de turno.

Yo creo que la pregunta que hay que hacerle a la persona que quire comprar un avión, no es ¿cuánto se quiere gastar?, ni ¿dónde vuela habitualmente?, ni ¿cuántos pasajeros suelen volar?, o ¿cuánto tiempo pasa en los destinos?, no. La pregunta del millón es: ¿Para qué quiere usted realmente un avión?.