Frase Celebre

"No creas sólo lo que dicen tus ojos.
Sólo muestran limitaciones.
Mira con tu inteligencia, descubre lo que ya sabes
y hallarás la manera de volar". Richard Bach

martes, 2 de junio de 2009

El Falcon 900 de la discordia


Parece mentira que a estas alturas de la vida todavía no hallamos aprendido a controlar nuestro ego. Tenemos que ser capaces de actuar consecuentemente con el puesto de responsabilidad que ocupamos en cada momento y no dejarnos llevar por la adulación, o por la romántica del poder, o como en este caso por la tontería, la ridiculez y la arrogancia de creerse alguien entre los mortales.
Y todo esto pasa porque se actúa desde la ignorancia, movidos por la carga de presuntuosidad y prepotencia que siempre viene adosada al cargo.
Si alguien, ya no digo el jefe que vive aislado de la realidad cegado por un halo de superioridad, sino alguno de esos seiscientos asesores que dice que tiene se hubiese tomado la molestia de preguntar cuanto cuesta un vuelo privado entre Madrid y Sevilla, se habrían dado cuenta de que no era necesario soportar el aluvión de críticas que sabían que iban a recibir en plena campaña electoral. No sé si les ha costado uno o mil votos, pero por seis mil euros escasos que puede costar este vuelo, eso se podría haber evitado. ¡Pero claro, si no sabe lo que vale un café!.

Pues para su información, y esta consulta no se la voy a cobrar, el Falcon 900 es un avión fabricado por Dassault en Francia, y es uno de los mejores aviones que existen en el sector ejecutivo pero claro, es un avión de largo radio, por lo que no es el avión idoneo para vuelos cortos. ¿Los motivos? Por ejemplo su consumo de combustible. Este avión consume una media de 1.200 litros de keroseno a la hora, pero esto es una media que se hace de un vuelo completo porque en crucero consume bastante menos que en despegue y ascenso, por tanto cuanto más largo sea el crucero, más económico será. Para que se hagan una idea, en la primera hora de vuelo puede consumir en torno a los 2.600 litros, más del doble que en crucero. Por lo tanto, en el vuelo Madrid - Sevilla que tiene una duración de 45 min. el avión consumió mucho más combustible que la media. Si a esto añadimos dos ciclos al avión en tan poco trayecto, dos despegues, dos frenadas, dos catering, mantenimiento, salarios de los tripulantes, etc. el vuelo fue especialmente caro. Yo calculo que en torno a los 15.000 €. Si hubiesen elegido un avión privado de corto radio para este trayecto, hubiese costado todo menos de 6.000 €. Ahí está el problema de todo esto. No en usar el avión del estado para vuelos del secretario general del partido acudiendo a un mitín, cosa que ya está mal, sino el derroche del dinero público sin pies ni cabeza. ¿Para qué están los asesores? Pues para eso. Y no me digan ahora que se hace por motivos de seguridad porque es igual de seguro viajar en un falcon 900 del ala 45 del ejercito del aire que hacerlo en un Falcon 900 de cualquier compañía aérea. Se trata del mismo avión, dotado de los mismos sistemas de vuelo, de seguridad, prestaciones, etc. De hecho algunos miembros del Gobierno de España vuelan a menudo en aviones privados y no ponen en riesgo su seguridad.

Por favor señor presidente, cuando vuelva usted a necesitar algún medio de transporte aéreo, llámeme que le asesoraré sin compromiso y sin coste alguno, y no malgaste nuestro dinero que nos cuesta mucho esfuerzo ganarlo.