Frase Celebre

"No creas sólo lo que dicen tus ojos.
Sólo muestran limitaciones.
Mira con tu inteligencia, descubre lo que ya sabes
y hallarás la manera de volar". Richard Bach

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cambio de look


      Renovarse o morir... es ley de vida. Después de cuatro años desde su nacimiento y coincidiendo con la llegada del nuevo año, Aviación & Negocio estrena nueva  imagen corporativa. Tenemos que ir acordes con los tiempos, y el próximo 2012 será un año de cambios, nosotros ya estamos preparados. Hemos empezado por nuestro blog,  la web estará lista en unos días.
Además de estos, tenemos previstos muchos más cambios que os iremos anunciando más adelante.

    Como podréis comprobar, la nueva imagen es espectacular. No hay nada como trabajar con los mejores profesionales, y en este caso, los encargados de nuestra renovación han hecho un trabajo estupendo. Podrán valorarlo en profundidad cuando este lista la nueva web, pero viendo este blog ya os podéis hacer una idea.

   
    Ellos son "el mayor espectáculo del mundo". No, no es una exageración, es que se hacen llamar así. Son El Circo, una agencia de publicidad y marketing que trabajan muy muy bien. Solo hay que ver sus trabajos, como por ejemplo el que han hecho en otra de nuestras webs, Ijet Executive.

    Además, cuentan con una revista Malagastyle y su empresa de eventos El Maletín de la Señorita Poppins.

    Desde aquí nuestro agradecimiento a El Circo por su trabajo y su amistad.


   Nuestro agradecimiento también a los colaboradores, partners, proveedores, clientes, amigos y a todos y cada uno de los que nos habéis ayudado a hacer posible que este proyecto, una empresa creada en plena crisis, haya podido despegar y mantener un buen régimen de ascenso.

   Mención especial merecen también nuestras familias, que son las que soportan nuestras ausencias, nuestros cambios de humor y nuestros problemas... a veces imaginarios, como decía Borges. Gracias de todo corazón.


Desde Aviación & Negocio
os deseamos unas  Felices Fiestas y un nuevo año 2012 de Paz, Prosperidad y, sobre todo, Trabajo para todos.




domingo, 27 de noviembre de 2011

El mito del Jet Privado


Hablar de jet privado es hablar de lujo, ostentación y alto poder adquisitivo. Tengo que decir que eso no se corresponde con la realidad.
Hoy en día, el jet privado se ha convertido más en una herramienta de trabajo que en un artículo de lujo.
La inmensa mayoría de las empresas que deciden adquirir uno, lo hacen por necesidad, no para que el presidente o los consejeros delegados se paseen en él.
Por eso, y para derribar el mito del jet privado como sinónimo de lujo, la alta sociedad, la ostentación o el poder, lo primero que tenemos que explicar aquí es, que es exactamente un jet privado.
Para empezar, esta mal denominado "privado" y lo de "jet", en algunos casos, también.
La Real Academia de la Lengua Española lo define así: Jet, (voz inglesa) Reactor (Avión); después dice como segunda definición: Jet, (voz inglesa abreviada de jet set) clase social internacional, rica y ostentosa.
Pero las dos definiciones no tienen ninguna relación, de hecho, paradógicamente, muy poca gente de la llamada "jet set", que suena ya a antiguo y a rancio, tiene un jet privado.
A ver esta: Jet Privado, (def. del pueblo llano) avioncito pequeño con pocas ventanillas que corre que se las pela y que cuesta un pastón. Y en el que siempre vuela Julio Iglesias.
Esta última definición, aunque es una broma irónica, es más exacta.
Las aeronaves, según la ley de navegación aérea, se clasifican en públicas y privadas. Públicas serían las aeronaves del estado, de emergencias, rescate, ambulancia, misiones humanitarias, militares, transporte de personalidades, etc. Las privadas, el resto.
Por lo tanto, una aeronave de la compañía Air Europa es privada, y una aeronave de Iberia, aunque participada minoritariamente por dinero público, también.
En cuanto a la palabra jet, se refiere al tipo de propulsión que usa la aeronave, es decir, a los motores. Son turbinas, en inglés "jet".
O sea, que por esta regla de tres, todas las aeronaves de compañías aéreas en España serían jets privados. Bueno, tampoco es eso...
Seguro que alguno está ya liado con todo esto, pero voy a intentar aclararlo... o liarlo más, no sé.
La palabra privado se refiere al uso que se le da a la aeronave. Las de compañías aéreas serían aviones comerciales y los otros privados, porque solo vuelan para uso exclusivo de sus propietarios.
Pero resulta que la mayoría de los jets privados de España son de uso comercial y se pueden alquilar por horas, si bien es cierto que existen algunos de uso privado. En este último caso, la aeronave no se podría comercializar. ¡Qué lío!, ¿no?.
Pues en este, es en el único en el que la denominación "jet privado" le viene como anillo al dedo. Es el caso de una aeronave ejecutiva que opera privada y exclusivamente para su propietario. Vamos, un jet privado, privado.


Por ejemplo, un avión ejecutivo, que es lo mismo que un jet privado, puede ser operado para uso comercial, o sea, para el transporte público de pasajeros, o privado, para uso de su propietario, empresa u organización. También se puede hablar, en este último caso, de avión corporativo.
Según su alcance o autonomía pueden ser de corto, medio o largo alcance. Se considera corto si su alcance máximo es de unos 2.500 km. aproximadamente, medio de entre esto y 4.500 km. y largo de ahí para arriba.
En operaciones comerciales siempre tienen que ir tripulados por dos pilotos pero en operaciones privadas, algún modelo de corto radio, permite la operación de un solo piloto.
Después, según su capacidad, pueden ser de 6, 8, 12 ó hasta un máximo de 19 plazas, que por una cuestión de costes operativos no suelen superar esta cifra. Un número de plazas superior te obligaría a contar con tripulación auxiliar a bordo (azafatos/as), además de otros requisitos operacionales.
Y para completar el crucigrama, vamos a meter un nuevo escalón, que además son los que están ahora de moda, los VLJ´s. Son los Very Light Jets, o sea, jet muy ligeros. Se trata de aviones ejecutivos más ligeros y pequeños que los de corto radio, con menos alcance pero mucho más económicos. Ideales para los tiempos que corren.
Me ha faltado hablar de los precios, una pincelada rápida; desde los 1,3 millones de dólares (el mercado de compra y venta de aviones se mueve todo en dólares, incluso en Europa) de un VLJ, hasta los 60 millones de dólares de un largo radio de última generación. Precio de alquiler por horas de vuelo desde los 1.500 € del VLJ hasta los 9.000 € del largo radio superior (Ultra Long Range en el idioma de Shakespeare).
En muchos casos, puede resultar más barato volar en un jet privado que en un avión comercial de línea aérea.
¿Qué cómo? Bueno, tampoco es cuestión de revelarlo todo aquí, ¿no?.


jueves, 20 de octubre de 2011

Helipuerto de Marbella

Hace unos días comentaba con un buen amigo la intención de publicar en mi blog este proyecto. Me dijo que no era una buena idea porque podría abrir el apetito a cualquiera e intentar plagiarlo. Pero no es eso lo que más me preocupa, a pesar de haberlo sufrido en mis carnes no hace mucho. Y no por un desconocido ni por ningún competidor, sino por un amigo que llevaba muchos años queriendo entrar en mi negocio, hasta que lo ha conseguido. Disfrazado de cordero, ha logrado acercarse y acechar hasta que ha creído que tenía todas las claves. Entonces, con la ignorancia que caracteriza a los soberbios y a golpe de talonario, con nocturnidad y alevosía, de manera sucia y ruin, ha acabado usurpándome un proyecto en el que yo llevaba trabajando mucho tiempo. Y ahora pretende ser mi competencia directa... suena feo, ¿verdad? Y más tratándose de un amigo, -me apetece mucho montar algo contigo- decía siempre.

Pues a pesar de todo esto, seguimos adelante con la misma forma de pensar y actuar, y aunque se trata de un proyecto muy interesante y sabemos que tenemos muchos imitadores, enemigos, envidiosos y demás especímenes, no nos preocupa. Nosotros hacemos los negocios con humildad, entre amigos y disfrutando del camino, que es de lo que se trata y, aunque algunas veces sufrimos agresiones y traiciones de alguno que otro que nos pueda salir rana, preferimos esta forma de trabajar a ninguna otra.

Este es un proyecto cuya actividad es muy específica, muy técnica y se necesitan conocimientos en esta especialidad para ponerlo en marcha y una visión muy clara de lo que queremos hacer. Somos el alma del negocio, por lo tanto, cualquiera que quiera entrar en este negocio inteligentemente, primero debería consultar con nosotros. Encantados le invitaremos a entrar y el éxito está garantizado.

La prueba de lo que digo esta aquí. En Marbella ya existen varios helipuertos, pero los más conocidos son dos, uno cuyo uso principal es para emergencias sanitarias y otro ligado al caso "Malaya" e intervenido judicialmente. Bueno, pues ninguno de ellos está legalmente operativo. Aviación Civil no reconoce ninguno como "helipuerto oficial" por diversas irregularidades.
Lo que Marbella necesita son unas instalaciones donde poder albergar todos los helicópteros que operan en la zona, de manera que esté ordenado el tráfico aéreo, y sobre todo CONTROLADO. Ahora, están proliferando las operaciones aéreas con Marruecos en helicópteros para el tráfico de drogas y la verdad es que es difícil de controlar, sobre todo si tenemos en cuenta que un helicóptero puede despegar y aterrizar en cualquier sitio sin que sea sometido a ningún tipo de control.

Nuestro proyecto engloba muchas cosas; hangaraje de helicópteros, centro de mantenimiento, escuela de pilotos de helicópteros, centro de control aéreo, actividades aeronáuticas, centro de simuladores de vuelo, etc.
Es un "súper proyecto" por las posibilidades que tiene, pero aunque pueda parecer lo contrario, no necesita una fuerte inversión. Los números son más lógicos de lo que aparentan. Estos no los publicamos, ya sería demasiado, pero estamos dispuestos a enseñártelos si estas interesado en invertir en él.
 Lo que aparece en You Tube a modo de presentación, es un anteproyecto, para que podáis tener una idea de en que consiste y que actividades desarrollaremos.
El helipuerto ha sido diseñado por mi buen amigo y mejor arquitecto Antonio Martínez Aragón, su excelente trabajo y su creatividad destacan en el diseño del mismo. Su estudio AMA desarrolla proyectos muy innovadores. Y no hay que desplazarse hasta Londres o Nueva York para encontrarle, es malagueño y tiene su estudio en el centro.

Espero que disfruten del proyecto y que pronto lo puedan ver ejecutado en Marbella, desde donde podrán despegar para disfrutar de un paseo por la Costa del Sol a bordo de un helicóptero.
Como decía al principio, creo que lo más importante en un proyecto no es la financiación, sino las personas que van a trabajar en él. Sin el valor humano, sin los conocimientos, sin el esfuerzo y la constancia de las personas que lo forman, el asunto no funcionará. Ese es el alma del negocio y nosotros contamos con muchas para este proyecto.

lunes, 17 de octubre de 2011

Artículo de Iván Castro Palacios publicado en Facebook

Cómo explicar la muerte de un piloto con 27 años a su familia...

de Iván Castro Palacios, el sábado, 15 de octubre de 2011 a las 1:06

El 27 de Septiembre de 2006 me encontraba por la calle, en mi ciudad natal, a un viejo amigo piloto y aviador; le saludé muy efusivamente porque llevaba días sin saber de él y solíamos tener mucho contacto, le di un buen apretón de manos como mandan los cánones cuando despides a un amigo y nos emplazamos para un café en un par de días. Dos horas después se mató en un accidente aéreo probando un prototipo llamado "Herculino". Recuerdo su sonrisa al despedirse de mi y ver como se alejaba por la calle sin saber que sería la última vez que lo tendría a mi lado. Era un auténtico caballero del aire...

Esta noche es una noche dura para dos familias que han sufrido en sus carnes un nuevo accidente de aviación. Una de ellas ha perdido a un ser muy querido y muy joven, instructor de vuelo con 27 años, la otra reza en silencio para que ese otro joven de 20 años salga adelante dentro de su gravedad.

A veces me siento en una silla, me quedo en silencio y reflexiono sobre el estado y la situación de la aviación que nos rodea. Es el motor turístico de un país, el enlace de tu tierra con el resto del planeta, la primera línea de combate cuando se ataca un fuego, la principal vía del transporte de mercancía cuando requiere cierta urgencia, un corazón que ha de transplantarse no puedo usar otro medio que no sea el aéreo, nuestros campos de cultivo se fumigan desde los aires, nuestras costas se vigilan con mayor efectividad desde un avión, vigilamos buques, mercantes y petroleros para que cumplan las normas vigentes en cuanto a evitar vertidos contaminantes, fotografiamos el terreno desde un avión que realiza Cartografía para que todos podamos usar mapas en nuestra vida cotidiana, enseñamos a nuestros futuros pilotos la profesión volando ya desde temprana edad, realizamos búsquedas y salvamentos en nuestras costas mediante rescates aéreos, defendemos nuestra territorialidad con medios aéreos, buscamos bancos de peces para que nuestros marineros encuentren las mejores piezas para servir en nuestrios platos, vigilamos bosques, revisamos tendidos eléctricos, fotografiamos paisajes, y unimos a personas que viven distanciadas unas de otras....

...y sin embargo mi visión cada vez que abro el periódico todos los días, leo la prensa o pongo un telediario, es que seguimos perdiendo compañeros día tras día, jornada tras jornada. ¿ Estamos en una guerra en los cielos españoles y los pilotos de este país no nos hemos enterado ? ¿ Nos está derribando un enemigo imaginario ? ¿ Es necesario, casi cada semana, notificar a una familia la muerte de uno de nuestros compañeros ?

Pienso todas las noches en mi madre, que hizo ese sueño mío realidad. Lo dio todo para darme una carrera digna de un caballero y un señor, una profesión hermosa, bella, sentida y emocionante, puramente vocacional. Y pienso que con 31 años que tengo ahora, como se sentiría si después de tanto esfuerzo algún día le llegara esta trágica noticia, después de tanto sacrificio, tanto esfuerzo económico, a veces superando las posibilidades y los límites establecidos. Simplemente no sería justo....

-" ..es que murió haciendo lo que quería...." No se equivoquen señores, mis compañeros no se han matado gustosamente disfrutando del mayor sueño para ellos hecho realidad. No era ese el plan ni mucho menos.

Siento asco cuando a un político se le plantea este tema y mira directamente a otro lado. No les interesa...así de sencillo. Da igual el color político, no le interesa a ninguno. No abren la boca ni para excusarse o replicar...

Estamos obligados muchas veces a volar en condiciones pésimas de seguridad, sin mantenimiento fiable, obligados por empresarios piratas que se saltan unas leyes que nadie, absolutamente nadie, les obliga a cumplir. Y cada noche se acuestan con su conciencia bien tranquila. No importa perder a un piloto y un aparato, paga el seguro, el mercado laboral está lleno de jóvenes aviadores dispuestos a dar sus primeros pasos a costa de arriesgar su vida enteramente sumando un puñado de horas de vuelo.

Instituciones que deberían de velar por la seguridad de nuestras operaciones, son inexistentes hablando de competencias y obligaciones. Señores, no ese ese el camino a seguir.

Un MD-83 de Spanair dejó en Barajas un reguero de muertos que a día de hoy, podría perfectamente volver a pasar. nadie ha hecho nada para atajar esos peligros que permanecen intactos desde el mismo momento en el que el Sunrise, como así se llamaba aquel aparato bautizado de Spanair cayó al suelo trágicamente.

Solamente en trabajos aéreos, entre helicópteros y aviones, en lo que va de año 2011 hemos perdido con el de hoy a 19 compañeros, 19 vidas a las que les quedaba mucho recorrido por completar.

Y ahora, que me digan, cómo le explico yo esto al padre que hoy ha perdido a su hijo con 27 años.....porque yo no tengo fuerzas para hacerlo...

IVÁN CASTRO PALACIOS - 15 DE OCTUBRE DE 2011.

lunes, 29 de agosto de 2011

Cómo comprar un Jet Privado y no morir en el intento




Empecemos con un símil surfero ya que estamos en verano. La época dorada del ladrillo ha convertido a muchos capataces de obra en multimillonarios y ahora, muchos de ello han pasado de nuevo a ser peones de albañil. Y que conste que no digo esto por desmerecer a nadie, ellos fueron inteligentes y se subieron en la cresta de la ola surfeando durante varios años pensando que nunca rompería. Cuando lo hizo, muchos ya estaban sentados en el chiringuito con una caipiriña, estos se salvaron, pero los otros se ahogaron revolcados por la ola.

Ahora, en plena crisis, los de la caipiriña están aburridos porque el sector del ladrillo no remonta y no saben que hacer con el dinero que acumularon en su buena época. Pero se mueven con la alta sociedad donde a veces coinciden en una cena benéfica con algún comensal de alta alcurnia que se mueve en Jet Privado y eso les llama la atención. Tanto que, alentados por cualquier "amiguete" vinculado de alguna manera al sector aeronáutico, entran en este negocio atraídos por la "romántica de la aviación". Porque otra cosa no, pero glamour tiene un rato un Jet Privado.
El problema está en que ni el amigo ni él entienden este complicado mundo, tan poco rentable y con altísimo riesgo. Realmente es un negocio que no pinta nada bien cuando se analizan los números pero que es terriblemente atractivo para los nuevos ricos. Tener un Jet Privado es el último grito en el mundo del superlujo.

Pero resulta que es a su vez tremendamente caro. Y claro, nadie quiere tirar el dinero, entonces cuando el "marqués del palustre" se plantea comprar un Jet Privado, lo primero que busca es poder rentabilizar el avión convirtiendolo en un negocio, cosa bastante razonable. ¿Dónde está entonces el error? Pues muy sencillo, en lugar de buscarse un asesor experto en la materia y que tenga dilatada experiencia en el negocio de la aviación ejecutiva, se deja llevar por los consejos del "amiguete, probablemente piloto de línea aérea", a quien conoce en otra de sus cenas, que le cuenta que vuela un avión grandísimo y que lleva a muchísima gente muy lejos. Parece que estas premisas lo situan en lo más alto del ranking de los posibles asesores, pero en su puta vida se ha subido a un Jet Privado, no conoce los costes operativos, ni el mercado y ni siquiera distingue un Mustang de un Phenom!!!. Eso si vuela un Airbus trescientos y pico, pero eso es otra aviación, y por lo tanto, otro modelo de negocio.
El consultor aeronáutico, en cambio, como buen profesional te presentará unos números reales, donde aparecerá su minuta por su asesoramiento, las comisiones por la operación de compra y venta y las posibilidades que tendrá su nueva adquisición en el mercado.
Pero el comprador, deslumbrado por las proezas que el "superamigo" le narra en las sobremesas, optará por escuchar a este que, además, le ha dicho que no le va a cobrar nada, que lo hace por "amor al arte", o a la aviación en este caso, y que ya gana suficiente dinero con su trabajo. Eso si, pactará a espaldas del amigo, una comisión astronómica por la compra del avión, motivo más que probable para que ni la operación salga, ni la amistad se prolongue mucho más alla en el tiempo.

Bueno, este sería el mal menor. El mayor sería precisamente que la operación saliera bien, es decir, que se comprara el avión y que el "amiguete metido a corredor" cobrará su ansiada comisión en uno de los paraísos fiscales que existen para esto. Seguidamente, empezará el "Vía Crucis" para el propietario, que querrá hacer el avión rentable y sufrirá lo indecible para entender el programa de mantenimiento de la aeronave, del que desconocía totalmente que fuese tan caro. Encontrar tripulación sin tener que pagar cada seis meses un curso de habilitación nuevo. Conseguir un operador que no lo termine estafando, y en definitiva, que su avión vuele a un precio superior al coste operativo, es decir, que por lo menos no le cueste dinero cada vez que vuele para otro. ¡Ah!, y durante todo este calvario no busques al "amiguete cirineo",porque ya está en Islas Caimán con un daiquiri y una mulatita por cortesía de Dassault, Gulfstream o Bombardier.

Por eso, si quieres comprar un Jet Privado y no morir en el intento, no te dejes asesorar por cualquiera. Debes contratar a alguien que se dedique a esto, que entienda el sector, muy diferente de las líneas aéreas, y que te diga realmente que modelo te conviene comprar. Porque el precio de una aeronave es el que está publicado en el anuncio que aparece en las páginas especializadas pero eso no es lo que te va a costar, es solo el precio de adquisición. Lo que te va a costar es mucho más... o mucho menos, dependiendo primero de qué, dónde y cómo lo compres y después de quién, dónde y cómo lo comercialice.

Es difícil rentabilizar un Jet Privado, pero guiado por profesionales se puede conseguir. Lo que es verdaderamente fácil es perder mucho dinero con un Jet Privado en manos de cualquiera.