Frase Celebre

"No creas sólo lo que dicen tus ojos.
Sólo muestran limitaciones.
Mira con tu inteligencia, descubre lo que ya sabes
y hallarás la manera de volar". Richard Bach

jueves, 31 de octubre de 2013

La nueva era de los Jets Privados

Decía Albert Einstein que la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque trae progresos. Y que es durante ella cuando aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis, todo el viento es caricia.
Esto es exactamente lo que ha pasado en el sector de la aviación ejecutiva. En 2006, cualquier cacharro con alas volaba más de 500 horas al año casi sin despeinarse. Era difícil encontrar un avión disponible para un cliente que necesitara volar de inmediato. Llegó la crisis y arrasó el sector. Las horas de vuelo fueron bajando, y los costes operativos empezaron a comerse los beneficios. En 2012, la mitad de las compañías de aviación ejecutiva en España había cerrado o estaban ya en concurso de acreedores. Pasamos de más de setenta AOC´s tipo b (Certificado de Operador Aéreo para aeronaves de menos de 10 toneladas y/o menos de 20 asientos) a treinta y tantos.


Ahora, parece que lo peor ha pasado. Vemos una recuperación notable del sector. Pero esto ya no volverá a ser lo que era, ni para lo bueno, ni para lo malo. Por eso, muchos de los operadores aéreos que esperan ansiosos la incorporación de nuevos aviones de propietarios a su flota están notando que la cosa ha cambiado. Por supuesto que sí, y tanto. Ya no hay propietarios dispuestos a pagar lo que pagaban por la operación de su aeronave. Ni a cargar sobre la cuenta de resultados de sus empresas los gastos descontrolados que les presentaban las operadoras de sus aviones. Ahora la política es distinta.
Para empezar, nada de exclusividad. No quieren un "full service" y me olvido de todo. Ahora se hacen las cosas con más cabeza y se mira más el Euro, entre otras cosas, porque éste no va a entrar y salir con la facilidad que lo hacía. 
Antes, había operadores que cobraban por el abanderamiento de un medium jet (un avión de medio radio y unas ocho plazas) 150.000 € anuales, mientras que otro lo hacía por 30.000 €. Muchos de ellos, inflaban todas las facturas que se le pasaban al propietario, y si un piloto les costaba 6 le pasaban 9, si el catering les costaba 8 pasaban 12, si el mantenimiento costaba 4 pasaban 7. A todo esto, había que añadirle la burocracia española, que ya sabemos como funciona. Aviación Civil, ahora AESA, era incapaz de tramitar cualquier papelito en tiempo y forma, convirtiéndolo en una desesperada y absurda carrera de obstáculos que había que salvar como fuera antes de que su ineptitud terminaran arruinando el negocio.
Toda esta serie de circunstancias provocaron que los consejos de administración de una empresa de componentes electrónicos, o del sector textil, o de lo que fuera, decidiesen desprenderse de su avión. Desconocedoras del "mundillo" de la aviación, entre otras cosas porque no era lo suyo, entendieron que el coste de tener un avión privado, a pesar de su enorme utilidad, era insoportable, y había que prescindir de él.


Ahora nos toca a nosotros demostrar a todas estas empresas que no es así, que les estaban engañando, o en algunos casos, que le siguen engañando. Se pueden reducir los costes de un jet privado a la mitad con sólo dedicarle unas horas a estudiar sus números.
Tal y como están las cosas hoy en día, con la demanda actual de horas de vuelo y el precio del combustible, no es demasiado complicado rentabilizar un avión ejecutivo. Pero claro, necesita el asesoramiento y la supervisión de un experto en este tipo de operaciones. Ese es nuestro cometido.
Por eso decía al principio de este artículo que la cosa está cambiando. Se acabaron los "macrooperadores" y el "full service" con única factura. Ahora nosotros buscamos el operador más recomendable, que puede ser estonio, o portugués, la comercializadora suiza o austriaca, los pilotos españoles y la azafata rusa. El mantenimiento lo hacen en Holanda y la propietaria del avión es una empresa filial con sede en Costa Rica. De esta manera, es muy probable que muchas empresas puedan permitirse tener un Jet Privado para dar servicio a su empresa y a terceros.
Si es usted uno de esos propietarios que no puede soportar los costes de su avión o piensa que los puede reducir, contáctenos sin compromiso. Estaremos encantados de estudiar su caso y darle soluciones eficaces para el ahorro de su tiempo y dinero.